miércoles, 22 de julio de 2015

La discriminación en el Bar gay friendly de Bariloche


Daniela denunció al bar Wilkenny por prohibirle el ingreso en dos oportunidades y el INADI catalogó al hecho de discriminación por orientación sexual.



Daniela, la joven de 22 años que realizó una presentación ante el Instituto Nacional contra la Discriminación y la Xenofobia (Inadi) por haber sido discriminada en un pub del centro de la ciudad de Bariloche que en dos oportunidades le impidió el ingreso por su orientación sexual, dio su testimonio y aseguró que continuará luchando intensamente para que se sancione al comercio.

En diálogo con La Mañana de Radio Seis, la joven explicó que la primera vez que quiso ingresar al comercio Wilkenny Irish Pub, se presentó junto a un grupo de amigos y amigas y “como había mucha gente adentro empezamos a hacer la cola para entrar. Entran mis amigos y cuando voy a pasar yo me hacen esperar [el personal de seguridad]. Le entregué el DNI, esperé y veo que hace pasar a la gente que estaba esperando atrás mío en la cola y entonces le pregunto ‘¿por qué dejas pasar a la gente que está atrás?’. Empezamos a discutir con el guardia que actualmente ya no trabaja más y en un momento me dice que soy una lesbiana… y una mala palabra“.

Daniela comentó que se apartó de la entrada y se puso a llorar. Según su relato, el compañero del hombre que le impidió el ingreso le sugirió que realice la denuncia pero “no le di mucha importancia, me fui a otro lugar y lo olvidé” dijo la joven. Pero la experiencia se repitió cinco meses después, cuando regresó al bar.

“En julio volví al pub porque me había olvidado lo que había pasado. En ese momento me acerco a la puerta, mis amigos les dan el DNI, se lo doy yo y me dice [la misma persona de aquélla vez], ‘no, vos no podes pasar’ y esta vez el compañero también me decía que no podía pasar” relató.

“Fue como bastante incómodo” resumió Daniela y dijo que “la primera vez me sentí bastante mal, me quedé bastante tiempo ahí afuera, me puse a llorar y la segunda vez ya me dio bronca, me enojé y decidí actuar e hice la denuncia ante el Inadi“.

“Es la primera vez que me pasa, jamás me pasó algo parecido en ningún lado, ni siquiera con mis amigos ni ninguna otra persona” explicó la joven. “Es algo que nadie puede entender porque estamos en el 2015 y además Wilkenny está catalogado como un bar gay friendly por eso me sorprendió que haya pasado esto” agregó.

El Inadi realizó los trámites correspondientes y citó en dos oportunidades a los representantes del comercio, pero nunca asistieron, “así que quedó la denuncia hecha, se envió a Buenos Aires y se determinó como discriminación por orientación sexual”, confirmó Daniela.

“Yo quiero seguir, estoy con los chicos del Inadi desde el comienzo que me están acompañando un montón y voy a seguir porque quiero que haya algún tipo de sanción para que no vuelva a pasar, porque me enteré hace dos semanas que sucedió algo similar con un chico. Esto no puede seguir pasando y vamos a seguir hasta que se llegue a un final y tengan la sanción correspondiente”, sentenció la joven.

“No voy a ir más al pub, pero la idea de esto es que no vuelva a suceder. Tiene que haber una sanción. Inclusive, me llegó que la semana pasada le pasó lo mismo a un chico en el mismo bar”, consideró Daniela, quien contó que participó en diciembre de la segunda Marcha del Orgullo LGTBIQ que se realizó en Bariloche.


No hay comentarios:

Publique acá

Publique acá
O en cualquier lugar del sitio